Entre el 5 y 8% de los niños padecen dislexia.La dislexia es un trastorno del aprendizaje que se caracteriza por la dificultad en los niños para leer o escribir debido a que se produce un deterioro en reconocer palabras y procesarlas, razón por la cual, genera también  una difícil comprensión.

Los síntomas de la dislexia se descubren generalmente cuando los niños inician su escolaridad, sin embargo, hay algunos factores que pueden indicar antes de entrar a su colegio que puede padecer de dicho trastorno, como son: demora en empezar a hablar, dificultad para aprender juegos o canciones infantiles, confunden unas palabras con otras, problemas para recordar el nombre de las letras y números.

Durante la escolaridad los signos se detectan con los siguientes síntomas:

Sobre las causas de la dislexia, en primera instancia hay que tener en cuenta que no se trata de una enfermedad, se trata de una condición con la que el niño nace, se cree que es una falta en el sistema nervioso central que afecta la habilidad para organizar símbolos. Estudios han demostrado que hasta el 8% de los niños padecen dislexia.

Cuando los niños inician el aprendizaje de la lectura y la escritura, comienzan a percibir las palabras a través de sonidos y las conectan con los fonemas y grafemas para así empezar a formar palabras. Esto se denomina conciencia fonológica.

Con la práctica ya se combinan los sonidos con las palabras de forma automática, de manera que ya comienzan a entender y recordar lo que acabaron de leer. De esta manera se activa también la escritura.

Cuando los niños tienen dislexia se les dificulta realizar esa conexión entre los sonidos con los grafemas y fonemas, por esta razón la lectura no se convierte en un proceso automático sino que por el contrario se vuelve lenta, razón por la cual se debe realizar con mucho esfuerzo.

El tratamiento de los niños con dislexia se debe realizar preferiblemente de la mano de un especialista para que inicie un proceso de terapia donde pueda iniciar con un programa de estimulación cognitiva.

En casa podemos ayudarlos leyendo en conjunto libros de interés para ellos, asegurándonos que el niño se concentre en las palabras y entienda lo que está leyendo.

También podemos ensayar leer en voz alta palabras difíciles para ellos junto con sílabas que sepamos que se les dificulta, así como también nosotros leerlas para que ellos escuchen la pronunciación.

Otra forma de trabajar con los niños es mediante el juego utilizando sopas de letras, crucigramas o rompecabezas.

Lo más importante es entender que los niños no tienen la culpa, por lo tanto, nuestra paciencia es el mayor apoyo que les podemos brindar. Busquemos actividades que les motiven realizar para  potencializar su autoestima.

Contacto@holiplay.cl

www.HoliPlay.cl.

Lee también Frustración por dificultades matemáticas

Deja una respuesta