Las pesadillas y los terrores nocturnos son trastornos del sueño en los niños que se presentan de manera más frecuente en los pequeños pero que también se pueden experimentar en la edad adulta.

Estos dos eventos están relacionados con la llamada “parasomnia”, que se define como trastornos anormales durante el sueño y se caracteriza por presentar episodios breves de despertar sin que produzca una alteración real del sueño.

Parasomnia es un trastorno anormal durante el sueño
Foto de Annie Spratt en Unsplash

Las pesadillas no son los mismo que los terrores nocturnos, son situaciones diferentes y muy particulares.

Las pesadillas son sueños aterradores que producen temor o ansiedad que conduce en la mayoría de los casos que los niños se despierten llorando, con miedo y que les dificulte volver a conciliar el sueño.

Los terrores nocturnos son trastornos que se producen durante el sueño que generan que el niño se despierte aterrorizado. Puede producir llorar sin control, gritar, tener una mirada aterradora, sudar, temblar o respirar con rapidez.

Existen varias causas que pueden ocasionar los trastornos del sueño en los niños, entre las cuales están:

Este tipo de trastornos a veces son más aterradores para los padres que para los mismos niños, por lo tanto, nuestra posición frente a estos sucesos debe ser de calma, procuremos no despertar al niño y cerciorarnos que no existe nada cerca que le pueda hacer daño en caso de que trate de salir corriendo desde su cama, si eso pasa debemos  intentar detenerlo con delicadeza.

Para minimizar los riesgos de padecer de dichos trastornos es muy importante generar en los niños una “higiene del sueño” como medida preventiva:

La higiene del sueño es importante como prevención
Foto de Annie Spratt en Unsplash

Es importante que los padres estén alerta frente a cualquier dificultad durante el sueño para tomar medidas y ayudarlos.

Contacto@holiplay.cl

www.HoliPlay.cl

Te invitamos a leer el artículo El famoso Síndrome del Emprerador